20 de diciembre de 2010

SPA O2

Había estado en el centro de Wellnes O2 hace varios años. Me regalaron una limpieza de cutis estupenda al despedirme de un trabajo como freelance en una agencia de publicidad que se llama HC y que por cierto está muy cerquita del centro allí en Pedralbes.

Pero aquella vez no subí al SPA -y digo subir porque a ese cielo de aguas se accede a través de un ascensor que va directo desde el vestuario al piso 3- que ayer, domingo por la tarde me dejó fascinada y flotando en una buebuja de calma y trnquilidad pre-navideña total.

En O2 hay una serie de piscinas, ellos las llaman vasos, a distinatas temperaturas y una piscina central para hacer largos con vistas a la ciudad.

Me encantaron los vasos a distinatas temperaturas, os cuento mi recorrido: primero empecé en el agua a unos 37º (los vasos están todos clasificados según sus grados de temperatura) en la que había cascadas de masaje, así como chorros de precipitación directa a las cervicales.

El segundo step fué el agua congelada del cantábrico, la llamo así porque me recordó muchísimo a la gélida sensación que tuve la última vez que remojé los pies en verano en una playa de Galicia. Activa la circulación a tope, pero donde que no fuí capaz de sumerjir más allá de la pantorrilla. ¡Aaaaai, qué frío y que dolor! Pero a la circulación sanguinea le fue de lujo.

Luego tocaba una piscina a mucha temperatura pero estaba demasiado caliente para mi gusto, así que estuve un ratito tumbada en una camilla calentita y de relax, evadiéndome y submergiéndome más aún en la sensación de relax.

Y xooof, de nuevo al agua, previo paso por unas duchas vaporizadoras de efecto relajante. Esta vez me metí en una piscina a 27º en la que el agua hacia un efecto efervescente muy pero que muy agradable.

La guinda fue tomar un té rojo tonificante en el espacio relax que cerró un circuito de SPA memorable y muy recomendable para visitar sola o en compañía de un nuevo amor, por ejemplo.

2 comentarios:

  1. creo q eres la unica persona q conozco a la q le regalan una limpieza de cutis al despedirla de un trabajo

    me recoro mucho cuando fui a las termas geometrias, era similar, varias piscinas a distintas temperaturas, una maravilla!

    besos

    ResponderEliminar
  2. jajaja pues sí, tuvieron ese gran detalle!!
    besos purpurina y felices fiestas!!

    ResponderEliminar