23 de junio de 2009

Homénage a Lekué

"Innovar constantemente tanto en materiales como en diseños profesionales para el hogar que destaquen por su facilidad de uso": así es como se define la firma Lekué que inició su rumbo en la década de los 70 y que hoy nos sorprende con con innovadores productos que surgen de alianzas creativas con reconocidos diseñadores industriales como el suizo Luki Huber.
Este maestro apasionado del diseño industrial ha colaborado en varias ocasiones con marcas como elBulli, Cerabella y Xocoa desde su estudio de diseño en Barcelona. Durante el período 2002-2005 trabajó en exclusiva con el departamento creativo de elBulli en un experimento interdisciplinar entre la alta cocina y el diseño industrial. Los resultados de esta experiencia han sido recientemente expuestos en la el Centre Pompidou de París (“D. Day, le design aujourd’hui")
El producto estrella de la línea Lékué by Luki Huber es un exprimidor de limones que de momento ya ha ganado el Good Desig Award de Japón gracias a su avanzado diseño, a su creatividad y a sus cualidades funcionales y ecológicas. El “art-ilugio” permite exprimir jugo sin pepitas y sin salpicaduras, así como también, una vez utilizado se puede reservar la mitad no ussada en la nevera. ¿Fenomenal, verdad? Además la colección incluye otros productos fascinantes que me apetece compartir con vosotros por varios motivos, pero sobretodo porque cumplen a rajatabla la premisa fundamental que tiene que tener todo gran diseño. Vale, que sea bonito, es importante... Pero además tiene que ser útil.
En
blanco, negro o naranja, el estuche de vapor está revolucionando el mundo del ménage y ya ha sido seleccionado por Trends 2009 en Frankfurt. Permite conseguir, de una manera sencilla, exquisitas elaboraciones al vapor con una cocción al horno o micro-ondas.
Ahora que llega el buen tiempo y apetece como nunca refrescarse, ¡qué mejor manera de hacerlo que con un buen cóctel! "Lékué rompe el hielo de una manera diferente" y súper trendy, Hielo C Rush pretende convertirse en el protagonista de la fiestas mojiteras de este verano.
Lekué tiene otras propuestas muy chulas como la reinvención de la vaporera de toda la vida en silicona para cocer verduras, o los moldes para preparar helados con jugos y trocitos de fruta que invitan a la diversión en la cocina. Si queréis descubrir más propuestas interesantes podéis visitar la página web de Lékué, donde además encontraréis todo tipo de recetas y dietas tan creativas como saludables.
Las que viváis cerca, podéis acercaros a Regals, en L'Hospitalet de Llobregat (C/Prícep de Bergara 24, cerca de la Plaza del Ayuntamieto) una tieneda que tiene más de 30 años de historia, donde encontraréis éstas y otras maravillas del ménage. Mucho cuidado porque es imposible salir de ahí sin caer en la tentación. ¡Qué tengáis una feliz entrada al veranito, Beautys!

16 de junio de 2009

Beauty Saves the Wedding

Tal como distingue la santanderina Rosa Hojas, especialista en vestir madrinas e invitadas en las mejores bodas de Madrid, Santander y Barcelona no es lo mismo arreglarse para ir de boda en una u otra región: "una boda en Puerta del Hierro, en Madrid, suele exigir un modo de vestir muy arreglado, lo mismo que sucede en Santander o en Valencia, donde las señoras se arreglan muchísmo. En cambio en Barcelona parece que las bodas son menos sobrias y con licencias un poco más desenfadadas" Tampoco es lo mismo que la boda se celebre por la mañana, cuando los trajes cortos con pamela (sólo hasta las 18:00) llenan la fiesta de glamour, que por la tarde-noche, cuando aparecen nuevos colores y vestidos largos de fiesta.
La diseñadora Lydia Delgado da el consejo bàsico: "Lo importante, más que lo que te pongas, es que te sientas a gusto, que no te veas disfrazada". Y sin embargo, también reclama "un poco de imaginación y creatividad para hacer de ese un gran día". Claro que todo depende del presupesto, Lydia...
En Occidente, a menos que los novios hayan dado indicaciones especiales o que se trate de una boda informal, distinta o en la playa, casi todo el mundo sabe que uno: las invitadas no pueden vestir de blanco o crudo, ya que son colores reservados únicamente para las novias inmaculadas. Y dos: el verde y el marrón no se aconsejan para los caballeros. Para ambos, quedan terminalmente prohibidas las gafas de sol (y menos en la cabeza) y el calzado deportivo. Qué pena, ¿no? Lo digo porque alguna vez he visto la combinación de chico mono con traje y zapatillas de deporte y me quedado encandilada... Pero bueno, esta es otra historia.
Se trata pues de mantener el equilibrio entre nuestra creatividad o toque beauty personal, el sentido común, y bla, bla, bla... ¡Sabéis qué os digo, chicas! Que yo me quedo con el clásico y siempre ganador little black dress, combinado con los zapatos adecuados y complementos en colores de temporada.
¡¡¡Y a disfrutar!!!