17 de marzo de 2014

Limpieza facial: carita limpia, carita linda con Rare Earth de Kiehls

Desde que descubrí la marca neoyorquina en 2005 han pasado por mis manos algunas pociones de belleza interesantes como el sérum de Açaí, rico antioxidante y reparador de daños faciales, al Midnight Recovery Concentrate, concentrado reparador nocturno, a alguna otra crema hidratante básica cuyo nombre no recuerdo ya que me he vuelto fiel devota de la hidratante Daily Mosture de Skin Ceuticals de la que ya os he habado en posts anteriores.

Hoy la firma americana quiere seguir a mi lado, esta vez acompañándome en la tarea diaria de limpiar el rostro mañana y noche. Todas sabemos lo mucho que cuesta mantenernos fieles a este repetitivo gesto, pero con Rare Earth de Kiehls, se convertirá en una experiencia única. Lo sé, suena a slogan barato pero creéme ¡tienes que probarlo!

Antes de acostarte, para deshacerte del maquillaje e impurezas que se acumulan a diario, humedece un poco el rostro y aplica una pequeña cantidad de solución. Realiza redondeles ascendentes, ejerciendo un suave masaje. La arcilla blanca procedente del amazonas purifica los poros y las partículas exfoliantes que contiene el producto, acarician la piel activando la micro circulación.

A continuación, retira el producto con abundante agua templada y aplica tu tónico habitual, para eliminar cualquier resto.

Muy pronto notarás tu piel mucho más lisa y purificada y verás que con el tiempo los poros se van minimizando paulatinamente hasta que voi-la: desaparecen para siempre.