16 de junio de 2009

Beauty Saves the Wedding

Tal como distingue la santanderina Rosa Hojas, especialista en vestir madrinas e invitadas en las mejores bodas de Madrid, Santander y Barcelona no es lo mismo arreglarse para ir de boda en una u otra región: "una boda en Puerta del Hierro, en Madrid, suele exigir un modo de vestir muy arreglado, lo mismo que sucede en Santander o en Valencia, donde las señoras se arreglan muchísmo. En cambio en Barcelona parece que las bodas son menos sobrias y con licencias un poco más desenfadadas" Tampoco es lo mismo que la boda se celebre por la mañana, cuando los trajes cortos con pamela (sólo hasta las 18:00) llenan la fiesta de glamour, que por la tarde-noche, cuando aparecen nuevos colores y vestidos largos de fiesta.
La diseñadora Lydia Delgado da el consejo bàsico: "Lo importante, más que lo que te pongas, es que te sientas a gusto, que no te veas disfrazada". Y sin embargo, también reclama "un poco de imaginación y creatividad para hacer de ese un gran día". Claro que todo depende del presupesto, Lydia...
En Occidente, a menos que los novios hayan dado indicaciones especiales o que se trate de una boda informal, distinta o en la playa, casi todo el mundo sabe que uno: las invitadas no pueden vestir de blanco o crudo, ya que son colores reservados únicamente para las novias inmaculadas. Y dos: el verde y el marrón no se aconsejan para los caballeros. Para ambos, quedan terminalmente prohibidas las gafas de sol (y menos en la cabeza) y el calzado deportivo. Qué pena, ¿no? Lo digo porque alguna vez he visto la combinación de chico mono con traje y zapatillas de deporte y me quedado encandilada... Pero bueno, esta es otra historia.
Se trata pues de mantener el equilibrio entre nuestra creatividad o toque beauty personal, el sentido común, y bla, bla, bla... ¡Sabéis qué os digo, chicas! Que yo me quedo con el clásico y siempre ganador little black dress, combinado con los zapatos adecuados y complementos en colores de temporada.
¡¡¡Y a disfrutar!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario