26 de julio de 2011

QUERIDA AMY, DESCANSA EN PAZ

Una muerte nunca es oportuna, pero que Amy Winehouse haya muerto a los 27, dice mucho acerca de su personalidad y de su desarrollo vital y artístico. Parece que lo haya hecho a propósito, o que todo esto se trata de una broma pesada del azar...

La preciosa voz de la reina blanca del soul ha entrado a formar parte del club de los 27, los eternamente jóvenes artistas que murieron prematuramente por razones muchas veces relacionadas con los excesos de no saber vivir la vida que les había traído el éxito.

Es muy triste perder a los que no les tocaba. O tal vez sí les tocaba. Preciosa Amy, te echaremos de menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario