4 de junio de 2011

RAMÓN PIQUÉ SANS, MANAGER SU MISURA DE ERMENGILIO ZEGNA NOS HABLA DE PROTOCOLO Y ETIQUETA

Piqué y Sans pasa gran parte del tiempo viajando para vestir a clientes de todo el mundo. Es un gran entendido en moda y protocolo y hoy nos ha dado una lección magistral sobre cómo vesitir a un hombre de etiqueta y no morir en el intento.

Dicen que la moda la dictan los italianos pero que el estilo viene de Gran Bretaña, sinó fijaros en las terminologías de los vestidos de etiqueta:

El
esmóquin es la prenda que usaban los británicos en e siglo XIX para ir a fumar. Generalmente se utiliza de color negro, pero los más atrevidos también lo pueden llevar con chaqueta blanca y pantalones de color azul marino.
Con el esmóquin siempre queda bien lazo, nunca corbata. Y aunque Gucci lo insinue, yo me quedo con las recomendaciones del maestro.
Se trata de una prenda más de fiesta que de etiqueta, por eso no es recomendable para el novio el día de su boda (para quien se reserva la media etiqueta; : vestir con traje o chaqué). Es fácilmente combinable con armilla y los señores rellenitos deben utilizarlo con tirantes, ya que de no ser así, se les pueden caer los pantalones literalmente.
Con esmóquin queda bien camisa blanca o azul marino con doble puño, siempre blanco. Zapatos lisos, con cordones de charol ¡y ya puede empezar la fiesta, chicos!

El chaqué se utilizaba en Gran Bretaña como indumentaria para montar a caballo y hoy es una pieza muy utilizada para actos oficiales de día, hasta las 19.00.
De Madrid para el sur lo prefieren negro y hacia el norte gris marengo. Esto son modas, comenta Ramón Piqué nuestro entendido de lujo en protocolo y etiqueta.
Los señores lo suelen vestir con armilla negra (muy formal y para actos académicos ) o gris oscuro (menos oficial).
Combina con camisa blanca con corbanda o corbata gris perla y con pantalón de corte (oscuro con rallitas). El zapato ideal para el chaqué es negro con cordones y sin charol.
El chaqué se puede llevar abrochado con botón o medio abrochado, mediante un botón intermedio. Fijaros también en que lleva un detallito de hilo en la solapa que sirve para poder colgar un clavel como detale, por ejemplo.
La máxima etiqueta se consigue con el
frac muy parecido al chaqué pero con cola.

El color clasico del frac es el negro, puedes llevarlo con una solapa de seda o de "gros grain", camisa blanca de doble puño y cuello muy ancho de aleta. El frac sí que admite condecoraciones.

Es una prenda de noche y para vestir en ocasiones que requieran gran formalidad como visitas de estado, o bodas ya que se trata de la prenda más elegante de todas.
Queda muy bonito con una armilla de piqué y que esta siempre llegue hasta la cintura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario